1015

trece cancións bonitas

benxamín otero y germán díaz



Germán Díaz toca una zanfona tenor de César Loureiro ·

Grabado el 13 de noviembre de 2018, en los estudios Casabranca, por Germán Díaz; excepto el clarinete bajo de Pablo Pascual, grabado por Pedro Pascual en los estudios Belgrado.

Mezclado y masterizado por José Trincado -Triqui- enSaviksoundStudios.

 

Benxamín Otero: corno inglés, oboe, caja de música programable.

Germán Díaz: zanfona, caja de música programable, aurephone, órgano de barbaria, bendhir, zarb —y voz—

Pablo Pascual, clarinete bajo de “En todas as mans”

 

Agradecimientos: Pedro Pascual, Pablo Pascual, Fratelli Mancuso

 

© fotografías de Benxamín Otero · diseño gráfico de fernando fuentes para esta nube 1015

© Germán Díaz &Benxamín Otero · diciembre 2018 ·dep. legal VA 897-2018

www.produccionesefimeras.com · nube 1015

 

Durante el proceso de grabación de este disco fallecía Antonio, el abuelo de Benxamín.

Van para él y para todos los abuelos —y abuelas— estas “trece cancións bonitas”.

Je te veux -Erik Satie/Henry Pacory- adaptación de. Jacques Pirard
Es un sombrero -Germán Díaz-
Rue de Bègles -Germán Díaz-
Muiñeiras de Inzenga -Tradicional–
Val de Viveiro -Tradicional–
Ruedas de F. Olmeda -Tradicional–
En todas as mans -Germán Díaz-
Taraf -Richard Galiano–
Der Leiermann -F.Schubert/W. Müller– adaptación de M.Loibner
Mercedes -Valentin Clastrier–
Chiftelli -Fratelli Mancuso–
Alalá de Muxía -Tradicional–
Si vas a París, Papá! -Ledesma/Oropesa/Álvarez Díaz–
Canto del Bierzo -Tradicional–



Iturrizaharretik

edatendut,

urberriaedaten,

betiberri den ura,

betikoiturrizaharretik.

 

JoxeanArtze

 

De la vieja fuente

bebo,

bebo el agua nueva,

el agua siempre nueva,

de la fuente siempre vieja.

 

Benxamín Otero y Germán Díaz, proponen una selección de canciones con el sencillo hilo argumental de ser, a sus oídos, bonitas...

Compositores como Schubert, Satie, Galliano o Clastrier, cancioneros como el de Inzenga o de Federico Olmeda, y melodías propias, componen el corpus ecléctico y accidental que conforma este personal concierto.

Instrumentos como el oboe y el corno inglés se unen a las sonoridades medievales de la zanfona y a particulares instrumentos mecánicos como el órgano de barbaria, el aurephone o la caja de música programable para los que Otero y Díaz perforan sus propios cartones con arreglos actuales para viejas melodías.